¿Por qué el colectivo LGBTQI adoptó la bandera del arco iris cómo símbolo de identidad?

Cuando en el año 1939 se estrenó la película “El mago de Oz”, muchos homosexuales de la época vieron en ella muchas similitudes con sus propias vidas.

En el film, Dorothy (Judy Garland) es una chica de pueblo que no encaja en su mundo. Su familia le quiere, pero ella sabe que es la rarita del lugar, la que siempre está un poco de más. Su único amigo es un perro y sueña con encontrar otro mundo en el que se sienta más cómoda. Entonces, emprende un viaje hacia ese mundo, que es la ciudad de Oz, y por el camino se va encontrando con otros raritos como ella. Juntos van descubriendo un mundo en el que les rodean la música y los colores y en el que van comprendiendo que en realidad no existe ningún problema en ser como son. Que sólo necesitan encontrar la fuerza que está en su interior para estar cómodos en el mundo. Esa idea nos puede parecer un poco tópica hoy, pero ha sido muy importante para las sucesivas generaciones de homosexuales que han peleado por su libertad durante estos años».

La muerte de Judy Garland (icono gay por excelencia) en 1969, coincidió con las revueltas de Stonewall, en Nueva York, hace justo ahora 50 años.

El hecho de que en el entierro de la actriz se cantara el tema “Somewhere over the rainbow (más allá del arco iris)”, de “El mago de Oz”, hizo que la comunidad gay lo adoptara como lema y por ende el arco iris, como símbolo de la comunidad. Puesto que cada color representa la diversidad dentro de ella.

En aquellos tiempos aciagos, una de las maneras de saber si la persona con la que estabas intentando ligar “entendía”, era preguntarle sí era amigo de Dorothy (Do you know something about Dorothy?”). De esa manera y con ese sencillo código, no corrías el riesgo de equivocarte.

PD. Entrada redactada por JL Sadi